lunes, 3 de mayo de 2010


Fotografía: Chema Madoz

....

-¡Estate quieto!

-No seas pesado.

-Déjame un poco en paz.

-No me pasa nada.

-Vete a dormir, yo iré más tarde.

-Haz lo que quieras.

...

Aquella tarde en una terraza, en la que él te acarició el cuello y tú continuaste hablando con tu amiga, apartando su mano con la expresión de quien aparta una araña negra y pegajosa.

La noche en que te hiciste la dormida para no sentirlo desnudo encima de tu piel.

Las veces en las que te masturbas y te das cuenta de que te enfrías si lo recuerdas a él.

Los días de peleas absurdas y tempestuosas que se despiertan por ansiedad, porque no soportas no soportarle.

Pero la rutina, pero los engranajes de la vida ordenada, pero el miedo a la soledad, el pavorterror a los ecos de la revolución....

... la letra del coche, la reforma del piso y los amigos en común...

... las navidades repartidas, los planes cerrados y los manteles planchados. Los muebles del jardín.

Tantos peros, tantas cosas que meter en una maleta...

... que prefieres cerrarla y olvidarte

de que en ella te cabe todo lo que desearías vivir.





8 comentarios:

Anónimo dijo...

... o prefieres cerrarla y apoyarte en la esperanza de que deseas vivir mucho más de lo que cabe en ella...
... y esas nuevas vivencias te ayudan a convencerte de que en el fondo no eres tan cobarde...

carapuchiña dijo...

tan duro y tan real...es precioso

Anónimo dijo...

Me gusta. Mucho. Demasiado.

iriana dijo...

X cosas como esta no se puede caer en el conformismo, hay que seguir buscando una piel que te electrice al rozarla, una boca que te haga temblar, unos ojos que te desnuden al mirarte entre la gente...

Y eso, existe, y si te resignas a lo cómodo, lo fácil, e incluso lo conveniente... Es probable que después de unos años te pasen estas cosas...

Un besiño mal bicho

Anónimo dijo...

You bet, iriana...
... pero resignarse a lo cómodo y a la vez no conformarse es de todo menos cómodo... es vivir con mariposas en la tripa toda la vida...

xoel dijo...

Bueno, xa sabes.

MâKtü[b] dijo...

es mejor cerrar la estúpida maleta. Yo acabo de cambiar de mochila ^^

Anónimo dijo...

Non á resignación, non ao autoconvencemento. Sí ao placer sen límites, á busca, á entrega incondicional á paixón. As maletas deben ser compañeiras de viaxe, non a viaxe.