lunes, 22 de marzo de 2010



-Hola gatito ¿me vas a contar un cuento oscuro esta noche?.
-Claro que sí, uno de un hada bonita y perversa que maullaba a los gatos para robarles seis vidas.
...

Yo soy una Alicia que se pierde en mundos dementes por culpa de su curiosidad. Una con un vestido de colores que decide si hacerse grande o pequeña llevándose dulces a la boca, pero que no despierta después de la siesta porque le encantan los sombreros y los locos.

También soy un Peter Pan hiperactivo y caprichoso que no quiere crecer... pero al que le pirra jugar con los mayores.

Soy una Caperucita feroz que coquetea con el lobo tonto y lo disfraza de abuelita como juego perverso. Una Dorothy que seduce espantapájaros, hombres de hojalata y leones mansos. Una que se queda con los zapatos rojos de la bruja y se esconde con el mago detrás de la cortina a poner voces y jugar a los médicos.

Un ¡viva! por las malas de los cuentos, las princesas feas y las sapitas que se quedan tristes en su charco cuando una rubia besa a su sapo y se lo lleva para siempre, un aplauso a los príncipes miopes que escalan un castillo con el muñón de una trenza, a las bellas durmientes que tienen sueños eróticos. Un ¡bravo! por los genios de lámparas maravillosas que no pueden ayudarse a sí mismos, por las cenicientas que calzan un 40 y por las sirenas espabiladas que saben que siendo medio pez no se tienen orgasmos.

Desde pequeños nos enseñaron que lo divertido empieza cuando se muerden las manzanas.



4 comentarios:

megustanlosmiercoles@gmail.com dijo...

tal vez mañá teñas unha réplica no meu blog a este post...

Galeguiña dijo...

oh yeahhh!!!!

Anónimo dijo...

Por fin se fixo xustiza , eu engadiria tamen os principes vellos que inda esperan a princesa da sua vida .
Un pracer le-lo

Juanje dijo...

y colorín colorado... :)