lunes, 20 de octubre de 2008


CARA A:

- El último beso- me dijo- la última vez que te abrazo, que me tienes, la última que me acaricias, la última vez que me descubres.

Pero no es cierto. No puede serlo porque cuando deslizó dulcemente su lengua entre mis labios... cuando arrugó la nariz y me dijo: "Vete"... noté que mentía.

Que no quería echarme

ni olvidarme

ni perderme.

Mentía, sí, mentía.

Ella aún me quiere.

CARA B:

Cuando cerró la puerta me di una ducha fría.

Me costó resistirme a su sexualidad. Tan evidente, tan calurosa e hipnotizadora... 

Lo eché y me quedó el cuerpo encendido, cierto, por el calambre morboso de un beso lascivo y tierno. 

Levanté el teléfono:

-Estoy en la 114. Baja, que por fin estoy sola y tengo hambre de piel. 

8 comentarios:

AdIvInA aDiViNaNzA... dijo...

Las dos caras de la verdad, vistas desde un punto de vista muy distinto...


**

dani dijo...

Siempre me han gustado las caras B...

Anónimo dijo...

en los discos, está la cara a, la cara b... y luego los temas que no se editaron; a veces se utilizan en las reediciones, a veces desaparecen... otros experimentan recorridos extraños en el tiempo; tanto que a veces se convierten en material de culto

para entonces, el autor quizás haya fallecido

yo tengo los out takes de este disco; me han tocado en suerte los descartes, las tomas falsas, otros dicen tomas chungas

porque formaron parte las guardaré con celo, en depósito, esta misma tarde; nunca se sabe quién podría requerirlas algún día

fdo: el coleccionis(t)a

Julián Reina Villalón dijo...

...sola y tengo hambre de piel.

Y pude oír una voz que decía:" disculpe esta llamando a recepción, cuelgue el teléfono y vuelva a marcar el número de nuevo.

alberto dijo...

Adivina adivinanza... tu a la cama!

Enrique Vaqueiro Costal dijo...

"La necedad, el error, el pecado, la roñería; ocupan nuestros espíritus y trabajan en nuestros cuerpos; y alimentamos nuestros amables remordimientos; como los mendigos alimentan a los parásitos" La primera poesía traducida a título personal en mi clase de francés, el genio Charles Baudelaire. Te la dejo de regalo, niña del cuento de Dickens.

Anónimo dijo...

"aunque suene demasiado drástico, ningún gallego debiera votar, en la próximas autonómicas, al actual mandatario gallego, por dignidad y por orgullo" http://www.iriasalgado.blogspot.com

lapotra dijo...

anónimo (2º) por desgracia, la tipa ha censurado su propio post