martes, 16 de noviembre de 2010

Atropello

Ella que duerme profundamente
hoy no puede.

No sabe el porqué.

No le duele nada. Ni en el cuerpo, ni en el alma.

Le inquietan cosas, claro. Pero eso no es nuevo.

Puede que sea, piensa
(ahora que se ha comido tres flanes, un bote de aceitunas y tres variedades de queso)
porque nunca ha sido lo bastante bella como para permitirse el lujo de ser tonta
pero siempre ha sido lo bastante hermosa como para permitirse el de portarse mal.

4 comentarios:

Cannán dijo...

lo bastante ella para ser como quiera...

beso.

butacaenanfiteatro dijo...

"Porque nunca ha sido lo bastante bella como para permitirse el lujo de ser tonta pero siempre ha sido lo bastante hermosa como para permitirse el de portarse mal."

No puedo evitar pensar que a esa chica la conozco yo... Y que, a pesar de ser mala, sigue siendo una princesita... de las de verdad, porque las de los cuentos no existen.

Descalza dijo...

Con su permiso, me meto esto en el bolsillo y su blog en los favoritos.

Canan dijo...

he vuelto, hoy revisé uno de tus comentarios de hace dos años en mi blog, para ser precisa de junio 2009...ese día leí de ti lo que ahora puedo ver en mí, gracias por las palabras.

muchos abrazos y besos.