miércoles, 8 de abril de 2009

La fragilidad



Aunque cuando era un adolescente era un poco enclenque, ahora es un moreno rotundo y atlético. Un tipo alto y definido que con el uniforme puesto te tomas muy en serio. 

En la academia se levanta a las 06:00 y ejecuta su rutina castrense con limpieza y eficiencia. Es el primero de su promoción. El más ordenado, el más estudioso. El que tiene mejor puntería, el que además es buen compañero. 

En los meses que lleva en la academia no se ha quejado nunca de nada, no se ha puesto enfermo ni triste. No ha fallado nunca. 

En su primer permiso viajó a casa. Y cuando su hermana pequeña lo agarró de los bolsillos y le dijo que lo echaba mucho de menos, este soldado no pensó ni por un segundo en ocultar su cara para romper a llorar. Lloró, lloró y lloró desconsolado, expuesto, frágil... 

y fue entonces cuando me pareció que jamás había visto  un soldado tan valiente.

10 comentarios:

Carapuchiña Vermella dijo...

el amor siempre es valiente...

ADRIANA dijo...

Me encanta! Tu forma de escribir engancha...

MâKtü[b] dijo...

fragilidad y valentía...me gusta;)

Chousa da Alcandra dijo...

E que para ser Oficial e Cabaleiro tamén hai que saber cando chorar.

Bicos en formación

Anónimo dijo...

Al empezar el día llamó

al otro lado de la línea
le contestó una voz
dormida
no pasa nada
llamaré más tarde

sólo quería decirte
que en el camino nieva
ya habían colgado

que los copos son del tamaño
de las manzanas

kilómetros más tarde se le cayó una lágrima
una sólo

Lágrima del frío la llaman

Nota: a medida que pasan los kilómetros hay algo básico que se pone en marcha; caminar durante horas a lo largo de los días le recuerda a uno cuando era pequeño y merendaba después de hacer ejercicio... cosas como el cansancio absoluto, el sabor de la merienda, el olor del aire cuando por fin llueve

lágrimas del frío

esas cosas...

Eran dos amantes
en un banco
y un puñal
una gota de sangre
mojaba la nieve

esa clase de cosas

fatales

Segunda nota: azuzado por la euforia del espectáculo atmosférico se olvidó de su cuerpo para avanzar a toda prisa, para avanzar a toda prisa para dejar de pensar

entró

sí, mejor un descanso en un bar de carretera, uno de tantos, lleno de humo, los hombres beben, yo soy uno de ellos me muero de hambre, necesito alimento...

Antes de pedir nada se encuentra con una mujer, joven, seguramente tiene menos de treinta, que emite sonidos guturales mientras todos la ignoran, se le cae una baba larga, muy larga de la boca, seguro que es del pueblo, si, no hay duda, es la sobrina, quién sabe, la hija de alguno

Si no fuese por su aparente deficiencia, por su mirada perdida

en lo otro

sus rasgos...

Coge la balleta y va de un lado a otro limpiando la mesa
la miro, entro en el reservado

Cuando por fin me siento

ella se dirige al interruptor
y gesticulando me mira

hace un gesto, me mira
me mira mucho para que yo la entienda

y luego apaga la luz

yo también la miro...

porque ahora mismo sobra

apaga la luz


Me como el bocadillo en silencio


Ella va de aquí para allá
tiene muchas cosas que hacer
e infinitas ganas...

cosas de esas...

Cuando por fin decido marcharme le toco disimuladamente el hombro sin que nadie más que ella me vea y me voy

prosigo mi marcha...


Y es entonces
cuando al proseguir mi caminar detecto que me duele



que aún me duele...


Pero ya no sufro

Anónimo dijo...

Imaxino un soldado de pel negra e corazón branco e varmello.
Bonito relato,
por que non en galego?

El Ángel... dijo...

Creo que el hombre no termina de hacerse hombre, hasta que no aprende a llorar.
Me gusta

Anónimo dijo...

Hola, aparte de escribir muy bien, te vi en Días azules y lo poco que saliste, me pareció genial, aire fresco en el cine español. Una pena que en Heroína no te dieran más espacio, porque a mi parecer tienes ese algo que hace a un actor/una actriz diferente. Espero que tu protagonismo vaya creciendo en las próximas películas, y que nos sigas escribieno tus poesías, historias y reflexiones.
Un saludo de un canario.

Anónimo dijo...

hoy llevo todo el día pensando en tí , me vienen a la cabeza los dias en los que te conicí ,..
.. eras una niña especial .. como tu hermana :
.. eras dulce ..
...inteligente ..
.. cariñosa ...
Ahora eres una mujer ..
.. mas dulce
.. mas inteligente
.. mas cariñosa
Yo nunca te dije lo mucho que te quiero ,, pero te quiero .
Cuando te conocí yo era casi un niño me hice un hombre a vuestro lado , sufrí vuestras penas ....
y hoy saboreo tus EXITOS ...
Suerte ...
TE QUIERO

Anónimo dijo...

yo creo que "el soldado" siente como vosotras ...
La genética ...