lunes, 22 de diciembre de 2008

Tacto




La gama de colores es infinita en la oscuridad, cuando nos guían nuestras manos. 

Cierra los ojos.

Frente a frente desliza tus manos como leyendo, como buscando. Despacio, comprendiendo el recorrido.

Primero por mi frente despierta. Tranquilo, no tiembles, tranquilo.

Te llegan al tacto mis cejas y un poco después se te despiertan en las yemas mis párpados temblorosos, como pajarillos asustados. 

Ahora te posas en mi nariz colorada. Empieza a transitarla con tus pulgares, deslízalos desde su nacimiento como si acariciaras una flor abierta.

Las palmas de tus manos están ahora en mis mejillas y pronto alcanzas mis labios, ya encendidos, que te reciben ávidos y humedecidos. En este punto escuchas. Los labios le susurran a nuestras manos qué le pasa al cuerpo que peregrinamos. Y si entiendes el mensaje tus caricias aprenden a ser su voz, aprenden a curar y a decir. Enseñan a cada poro de la piel ajena el placer del estremecimiento insospechado.

Busca el cuello. Sin prisa. Recrea con tus manos como si esculpieras paciente. Recoge los escalofríos entre tus dedos y devuelve esa energía encrespada a mis pechos, a mis brazos, a todos los secretos de mi cuerpo.

Si has escuchado bien sabrás mucho, habrás registrado en tu memoria  todas las respuestas de mi piel. Entenderás sus sacudidas espontáneas y sabrás buscar sus reflejos placenteros.

La ceguera hace de las manos habilísimas exploradoras del los deleites absolutos. 

Tú sólo cierra los ojos. 

Que ahora temblaré yo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola,
xa facía un tempo que non me deixaba caer por este rincón, pero vexo que todo está xenial. Felicidades e a seguir traballando.

paulo

Myself dijo...

simplemente xenial, estremecedor, incluso excitante... :D

un bico Galeguiña!!!!

Borja F. Caamaño dijo...

Lo malo de cerrar los ojos es que no podría leer tus textos... excelsos?

Un fuerte abrazo navideño desde el Otro Lado.

RICARDO ARIAS dijo...

Dos pieles a flor de alma...

Víctor Cabrera dijo...

Hey, Galeguinha:

Acabo de colgar el emocionante y hasta estremecedor comentario que dejaste en mi ciberhogar. Paso a darte las gracias y a conocer este espacio tuyo. Abrazos y buen 2009.
Víctor

Chousa da Alcandra dijo...

Magnífico canto á policromía palpable na viaxe das caricias.
Eres unha excelente guía. Dese xeito ata os aprendices de cegos saberíamos percorrer con tanta dilixencia ese excitante camiño!

Biquiño de Nadal con desexo de ledicia para o ano impar que se achega.

Anónimo dijo...

Hola Tami !
As túas palabras teñen algo máxico .. desconectanme e paso uns momentos agradables lendo o que ti pensas .. e sintes .
Gracias por darnos a oportunidade de coñecerche un pouco mais .
Bicos !!

Rober

L. Celeiro dijo...

"La gama de colores es infinita en la oscuridad, cuando nos guían nuestras manos."

Para que decir mas...