martes, 20 de enero de 2009



Cuando llueve me desprendería de mis alas a cambio de un escondite privado bajo las mantas.

Sólo cuando llueve.

  

5 comentarios:

AdIvInA aDiViNaNzA... dijo...

has ter que ir acomstumbrandote a neve seica!
8-)
**

Chousa da Alcandra dijo...

Xa, xa; ti o que queres é repenicar e máis ir na procesión!.

Bicos mollados (de neve!)

Anónimo dijo...

... y cuando el viento se ocupa de la música, que la manta sea doble y el escondite más profundo...
Luis.

L. Celeiro dijo...

"Facta, non verba" Espero que sea verdad porque a mi sueños no me faltan.

No se como he llegado hasta aquí pero cuando supe de quien era el blog pues no me pude negar a bañarme un ratito con tus palabras. Felicidades por lo escrito. (Aun me queda muho por leer)

Te he agreda en facebook.

Besos porque lo de Salúd y libertad no te pega mucho ;-)

Silmarwen dijo...

Cuando llueva.. llévate un paraguas, mujer!!!